Política de devoluciones

Haz tus compras sin miedo a equivocarte: aceptamos devoluciones durante 15 días hábiles.

¿Qué pasa si cambio de idea?

Si por alguna razón inesperada el producto que has comprado no te convence (o si, por ejemplo, la persona a la que se lo regalas ya lo tiene), puedes estar tranquilo: todos los productos pueden devolverse durante 15 días hábiles desde la fecha de entrega.

Es importante que tengas en cuenta que, para poder devolver un producto, deben cumplirse las siguientes condiciones:

  • El producto tiene que estar en perfecto estado
  • Debes conservar el embalaje y etiquetado originales
  • Recomendamos que conserves también la caja protectora de cartón por si tuvieras que enviarnos el producto
 

Una vez recibido el producto devuelto dentro del plazo legal, te reembolsaremos el coste de los productos, pero no de los gastos de envío ni de recogida del producto a devolver.

Si tu pedido reunía los requisitos para Envío Gratis, pero al devolver uno o más productos el importe total del pedido ya no alcanza el límite mínimo de Envío Gratis, el coste del envío será deducido del importe a reembolsar.

Además, si has recibido un pedido con Envío Gratis y decides devolver todo el pedido, el coste del envío no será reembolsado. Este caso no se ha dado nunca, pero preferimos compartir esta información de antemano para mayor claridad.

Habiendo dicho esto, Givensa tiene una de las menores tasas de devoluciones del sector; pero si aun así, y contra toda expectativa, quieres realizar algún cambio en tu pedido estamos aquí para ayudarte. Atendemos cada caso individualmente y siempre nos esforzamos por encontrar la mejor solución para todos.

Para solicitar una devolución solo tendrías que mandarnos un e-mail a info@givensa.com

¿Qué pasa si algún producto se rompe durante el transporte?

Más del 99% de nuestros pedidos llegan a su destino sin ningún tipo de incidente. Sin embargo, en ocasiones, las compañías de transporte no son tan cuidadosas como nos gustaría que fueran, y consiguen romper algo durante la entrega del paquete.

En el caso improbable de que eso sucediera, trataremos, naturalmente, de buscar una solución lo más rápido posible, normalmente reemplazando el producto por otro nuevo, o reembolsando el coste del artículo roto.

Para que nosotros podamos aprobar una reclamación por producto roto es obligatorio:

  1. Informarnos del problema dentro de un plazo máximo de 48 horas desde la entrega del paquete.
  2. Enviarnos fotos del artículo roto, además de todos los materiales de embalaje del interior y exterior del paquete. En el caso de la caja o bolsa exterior, la etiqueta con la dirección del recipiente deberá ser visible.
  3. Es obligatorio guardar tanto el producto roto, así como el embalaje interior y exterior hasta que confirmemos que el incidente ha sido cerrado por la transportista (en ningún caso podemos procesar un reembolso si la mercancía ya ha sido desechado).
 

De no cumplirse estas condiciones, la empresa de transporte no aceptará nuestra queja y no podremos aprobar la reclamación.